Pulgas

Las pulgas son parásitos externos que se nutren de la sangre de los mamíferos y las aves. Hay especies de pulgas que transmiten enfermedades de cierta importancia, como el tifus, la peste bubónica, o las tenias.

Son unos insectos de muy pequeño tamaño, generalmente de color oscuro, que cuentan con un sistema bucal de tubos adaptado para poderse alimentar fácilmente de la sangre de sus hospedadores. La principal característica de la pulga es que puede saltar hasta 200 veces su tamaño corporal, lo que la permite desplazarse con extrema facilidad entre los pelos o plumas del animal del que se abastece.

Otro inconveniente de la pulga es que pone sus huevos sobre el hospedador, pero estos pueden esparcirse fácilmente por los sitios donde este transite. Es decir, si nuestra mascota tiene pulgas, podría depositar sus huevos con suma facilidad en moquetas o sitios que utilice para descansar (por ejemplo).

En la mayoría de los casos las pulgas son sólo una desagradable molestia para sus víctimas, aunque hay que tener especial precaución porque en ocasiones pueden ser portadoras de las enfermedades citadas anteriormente, y que pueden ser transmisibles al ser humano.

pulga