Garrapatas

Las garrapatas son unos parásitos externos que se alimentan de sangre, y son transmisores de numerosas enfermedades infecciosas tales como el tifus o la enfermedad de Lyme. Son los ácaros de mayor tamaño.

Las garrapatas suelen situarse en los extremos de las hojas de la maleza o hierba alta, donde esperan a cualquier animal que pase por allí para posarse sobre él. Una vez allí, perfora su piel para succionar su sangre, segregando una sustancia pegajosa que le permite adherirse fuertemente. De esta forma puede alimentarse durante bastante tiempo, llegando a estar hasta varios días.

La mayoría de picaduras de garrapata son inofensivas, y no suponen transmisión de gérmenes patógenos. Pero es importante retirarla de la forma adecuada cuando la detectemos, acudiendo a un especialista, ya que extraerla por nuestra cuenta puede suponer un aplastamiento del parásito que facilite la inoculación de líquidos infecciosos hacia nuestra mascota.

Existen numerosos tratamientos de prevención.

garrapata