El Aseo

Las necesidades de lavarse del animal son menores que las del ser humano. Incluso debemos tener en cuenta que bañar en exceso a un animal puede ser perjudicial, ya que le vamos eliminando con el lavado las defensas naturales que tiene en su piel, pudiendo acarrear problemas a largo plazo. Un baño mensual para un perro, con algún que otro cepillado, será más que de sobra para que nuestra mascota esté limpia y se sienta feliz.

perro_bath

A la hora del baño utilice agua templada y champú neutro. Después habrá que secarlo bien con una toalla. Utilizaremos secador solamente si tenemos la seguridad de que no vamos a quemar a nuestro animal. Confiar el baño en los profesionales puede ser también una opción segura si quiere ahorrase tiempo y saber que se va a hacer de la forma más correcta.

Si lo que tenemos es un gato no lo bañaremos, ya que ellos mismos se encargan de lavarse con su propia saliva, creando una capa de defensa natural en su piel. Lo que sí es conveniente es cepillarles con frecuencia, sobre todo si se trata de una raza de pelo largo. Con ello conseguiremos que no vayan dejándonos todo lleno de pelos, y que no se traguen bolas de su propio pelo cuando se lavan ellos solos.

Y recuerde que al margen de la higiene es conveniente realizar frecuentes desparasitaciones externas, ya que seguramente a nuestra mascota le encanta retozar por el suelo y la maleza, y tiene muchísimas posibilidades de tener garrapatas, pulgas, piojos, u otro tipo de parásitos.Recuerde realizar con frecuencia desparasitaciones externas contra pulgas y garrapatas, sobre todo en época estival. Existe gran variedad de métodos en el mercado como collares, pipetas y spray.