Dudas sobre la ley de Perros Potencialmente Peligrosos

perros_peligrosos

El tema de la ley sobre tenencia de animales peligrosos y la famosa lista de razas de perros condenadas genera mucha controversia, basada muchas veces en la ignorancia o prejuicio de algunas personas. Intentaremos analizar el asunto y aclarar dudas lo mejor que nos sea posible.

Los animales llamados por la ley “potencialmente peligrosos” son aquellos que por su tamaño, temperamento o fuerza de mordida podrían causar heridas severas a personas o animales en el caso de un ataque. El texto de la ley no menciona ninguna raza en particular, sino que pretende “regular las condiciones para la tenencia de animales que puedan manifestar cierta agresividad hacia las personas por una modificación de su conducta a causa del adiestramiento recibido y a las condiciones ambientales y de manejo a que son sometidos por parte de sus propietarios y criadores”.

La ley también dice que: “se considera que la peligrosidad canina depende tanto de factores ambientales como de factores genéticos; de la selección que se haga de ciertos individuos independientemente de la raza o del mestizaje, y también de que sean específicamente seleccionados y adiestrados para el ataque, la pelea y para inferir daños a terceros. Así, perros de razas que de forma subjetiva se podrían catalogar como «peligrosos» son perfectamente aptos para la pacífica convivencia entre las personas y los demás animales, incluidos sus congéneres, siempre que se les hayan inculcado adecuadas pautas de comportamiento y que la selección practicada en su crianza haya tenido por objeto la minimización de su comportamiento agresivo.”

Hasta aquí creo que el asunto de la agresividad está bien analizado y dice específicamente que no se limita a ciertas razas, sino que abarca a cualquier perro o animal silvestre que demuestre un carácter agresivo o un tipo físico que puede infringir daños severos en un ataque. El problema surge cuando se intenta definir qué animales serán considerados peligrosos y deberán cumplir con la normativa en la práctica.

Para esto se ha dictado el Real Decreto 287/2002 en el que sí aparecen las 8 razas de perros y las características físicas que supuestamente determinan la peligrosidad de un perro, sin tener en cuenta en absoluto el carácter o comportamiento de cada perro. Las razas condenadas son: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu y sus cruzas. Aquí es donde la aplicación de la ley se torna injusta, pues castiga al aislamiento a los perros de estas razas sin analizar nunca si son realmente peligrosos. Por otro lado deja fuera de la normativa a muchísimos otros perros que sí pueden ser peligrosos por su demostrada agresividad. Debemos aclarar que en el decreto se excluye a los perros guías, de asistencia, de rescate (todos debidamente acreditados) y los perros que prestan servicio en las fuerzas de seguridad.

Debido a los numerosos ataques a personas protagonizados por perros que se han producido, se hace necesaria alguna regulación para la tenencia de mascotas, pero la que rige en la actualidad es muy deficiente y no da ninguna solución real al problema.

La IADCRO (Internacional Association for Defense Canine and his Responsable Owners) es una asociación que lucha para modificar esta normativa. Ellos proponen no eliminar la ley, sino introducir algunos cambios para fomentar al propietario responsable, criminalizando al dueño irresponsable y no a las 8 razas caninas. Piden que se de importancia solo a los antecedentes o conducta del animal individual y no a su tipo físico. Además solicitan que el maltrato en primer grado a los animales sea considerado un delito. Si quieres colaborar con IADCRO enviando mails a distintos funcionarios que ellos proponen, ingresa en su página web para interiorizarte del tema.

Dra. Isabel Iglesias

Fuente: www.tiendanimal.es